sábado, 16 de junio de 2012

Negocios en Bolivia

Los grandes empresarios mineros y petroleros saben que no es fácil hacer negocios en el mundo. En algunos países de África por ejemplo, los ejecutivos y el personal extranjero vive dentro de instalaciones impenetrables para los guerrilleros y bandoleros que lucran con la industria del secuestro. Los Estados, casi tan débiles como el boliviano, tienen muchas dificultades para imponer el orden en medio del caos y la inseguridad, sin embargo, ninguno tiene que lidiar con la toma e invasión de campos de producción, respetados como verdaderos santuarios, porque tanto el Estado como los “sectores sociales” de aquellos países viven de lo mismo. La nacionalización también ha sido descartada en esas naciones, porque todos saben muy bien el destino que tienen aquellas empresas que pasan a depender del sector público: se quedan sin la soga y sin la cabra. Es por eso que algunos líderes africanos rechazaron de forma categórica las recientes recomendaciones enviadas desde Bolivia. Es por eso también que ninguna de las potencias petroleras africanas como Nigeria, Libia o Argelia, donde campea la violencia y existen problemas aún más graves que en el país, figura entre los peores sitios para hacer negocios como ocurre con Bolivia, donde es cada vez más incierta la respuesta a la pregunta que alguna vez se hizo el presidente: ¿de qué vamos a vivir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada