martes, 22 de noviembre de 2011

Con o sin convenio

El General Sanabria, atrapado por la DEA, pese a que
ésta fue expulsada del país años antes del arresto.


El ministro de Gobierno ha explicado por qué la administración que conduce Evo Morales se niega a firmar el convenio antridrogas entre Bolivia, Estados Unidos y Brasil. Con unos aires patrioteros que empalagan, Wilfredo Chávez dijo que no van a firmar ningún papel, mientras no quede claro, bien anotado, perfectamente puntualizado, subrayado, con comillas, mayúsculas, resaltador y con rojo más, que toooooda, absolutamente toda la responsabilidad de la lucha contra el narcotráfico es de Bolivia y que nadie, ni Dios, ni la DEA ni ningún brasileño con pinta de agente encubierto, puede estar encima de las autoridades bolivianas. Ya sabemos adónde nos ha llevado la conducción autónoma, soberana y absoluta de los plurinacionales en el combate a las drogas. Y sabemos también de lo que son capaces de hacer los agentes chilenos, panameños cuando se juntan con los gringos de la DEA. No necesitan convenio ni autorización de nadie. Al general Sanabria se lo sacaron de las narices y sin despeinarlos y lo mismo han hecho con la inmensa factoría de droga en el Tipnis. ¿Quién pilló a las hermanitas Terán? ¿Quién agarró al narcoamauta? Don Wilfre no debería ser tan quisquilloso. La virginidad no es precisamente un atributo de este Gobierno.