miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cuestión de “honoris”

El presidente Morales se ha vuelto adicto a los títulos honoris causa
y las universidades públicas del país no se han dado cuenta. El jefazo
tiene acumulados más de 20 de éstos nombramientos en casas de estudio
de los cinco continentes y hasta ahora las universidades bolivianas se
han portado muy tacañas con él. El otro día en Cochabamba, el primer
mandatario les echó en cara esta mezquindad cuando afirmó que el
sistema universitario nacional está en decadencia y según él, las
universidades privadas tienen mejor imagen en la población porque han
elevado su nivel de instrucción. La declaración presidencial surge
precisamente cuando las universidades estatales bolivianas están
comenzando a exigir un incremento del 8 por ciento en sus
presupuestos. Si bien la capacidad de persuasión de los universitarios
es muy grande gracias al gran poder de convocatoria, no les vendría
bien ponerse de acuerdo para entregarle a Evo Morales un nuevo título
de esos que tanto le gustan.