jueves, 3 de noviembre de 2011

La apuesta de los cocaleros

El presidente Morales ha dicho que no sabía por quién votar en las pasadas elecciones del 16 de octubre, pero sus compañeros del Chapare estaban muy seguros de  los nombres a quienes depositarles su “apuesta”. El primer mandatario repetía una y otra vez que él no necesita de jueces ni magistrados que lo protejan, porque no ha asumido el cargo para robar. Se ha confirmado, sin embargo, que en el trópico cochabambino, donde abundan los cocaleros y los narcotraficantes, se produjo el voto consigna. Precisamente en la mesa en la que votó el presidente, que además es el líder sindical de los cocaleros, casi todos votaron por cinco de los más de cincuenta candidatos. El triunfo de esos postulantes fue abrumador en los dominios del jefazo. ¿Fue una orden? ¿Se pusieron de acuerdo? Esto desde ya es un grave problema, mucho más si se sabe que los candidatos fueron elegidos por el oficialismo. ¿Para qué quiere un cocalero tener un juez amigo? Nunca se ha sabido que los cocaleros sean ladrones y por el momento sembrar coca no es un delito. ¿Cuál es la apuesta?